martes, 5 de enero de 2010

reflexion

Cada año pasa siempre igual, dirán los aburridos, los que solo caminan a diario por el mismo camino.
Los que alguna ves fueron soñadores, hicieron grandes planes para ser los reyes del mundo y ahora son parte de las grandes masas de las estadísticas, sin ningún tipo de brillo como alguna vez soñaron.

Se que el párrafo anterior es redundante, repetitivo, con faltas de ortografía y sintaxis, si, es que, es leído por un experto en la materia, pero tal como está expresado, así ven la vida algunos seres llamados humanos.

Algo común y corriente, no sé por qué tanto festejo, tanta algarabía por la llegada de un año que cursará idéntico que el anterior, su única diferencia es que:

Mi vecina Maria, se fue de viaje y me dejo encargado a su gato, que por cierto no se donde anda, ya vendrá cuando tenga hambre, el tendero de la esquina compro un billete de lotería y se saco un reintegro y por ello me invito un refresco, pues nunca había ganado nada, don Jacinto fue muy feliz hoy por la tarde y fue y compro otro billete para a ver si la suerte sigue de su lado.

Los vecinitos ya no traen patines ruidosos que me despiertan de mal humor por las mañanas frías de este Enero nuevo que después de muchos Eneros nuevos es el primero que estoy en la cama gracias a la influeza de la temporada, pero ahora los niños me atacan con mono patín y sus gritos los cuales reflejan las grandes aventuras llevadas a cabo gracias al regalo de navidad de moda de este año, lo bueno es que no tuve que pelear en una juguetearía por el ultimo mono patín para regalarlo a niño.

La diferencia de este Enero, es que; miro mi techo, las paredes que lo sostienen, necesitan un cambio grande, muy grande, no se si el color o la mueble-ria o los pequeños recuerdos que están contenidos en marcos incrustados a las paredes carcomidas por el tiempo.

La diferencia esta, en que mi esposa ya no esta, para despertarme y brindar una sonrisa y un beso, darme una canela calentita para calentar el cuerpo, ahora si la quiero ver, tengo que mirar los muros de la casa que contienen la imagen joven y viva de Margarita, mi dulce Margarita.

La diferencia, es que me estoy preparando, para escuchar otra super aventura arriba de un mono patín, ver por la ventana y ver las señas y escuchar los gritos; ¡Abuelo, mira como salto arriba de mi mono patín para ganar!, me preparo para escuchar la voz dulce que entra a mi recamara:

-- Hola, padre, buen día, ¿como te sientes?, ya listo para ir con los chicos a jugar, mira que te extrañan...

--- Si hija ya veo, mmira como andan con esos patines que logramos quitarle a esa enorme mujer del centro comercial...

--- Pero papá, mira que pagar el doble del costo, con tal de cumplir el capricho de navidad de esos demonios, mira como andan por el jardín,,, ¡hay, si mamá viviera!

--- Si tú madre viviera, no correríamos a la aventura del centro comercial al comprar los regalos, anda sigue riendo, yo nunca olvidare la corre-tiza, mira que a mi edad me la aventé buena, luego la mujer gritando, porque pensó que la asaltaríamos, tu madre hubiera comprado los regalos desde agosto, ella se encargaría de la cena 5 días antes de la noche buena, todos brindando a las 12 en punto con agua de Jamaica, los chicos viendo tele en ves de estar jugando con sus mono patín y la casa silencia, sin vida....

--- hay papá, apuesto que extrañas a mamá...

---Si la extraño, pero ahora esta mejor, sabes este año venderé la casa, me comprare otra más pequeña, me iré de viaje por todo el mundo, me haré una novia, de que te ríes, que no puedo hacerlo...

--- anda como tu gustes padre, es tu vida y tu dinero, entonces deja te inyecto, ya es hora, tienes que estar fuerte para la novia.

--- Se llama Rosa, la conocí en las clases de Danzon, es hermosamente sonriente a sus 57 esta llena de vida, tiene 4 nietas hermosas, uno de sus hijos es viudo...

----Listo, padre, así que ya tengo nueva madre y yo ni en cuenta, voy a ver quien toca, ahora vuelvo con tu desayuno...

---Es ella, Rosa, hace rato me hablo y le dije que estaba mal y dijo que vendría...

--- ¡que pillo, me has salido he señor! iré abrirle a mamá y los dejo sólitos, pero una advertencia...

---¿que?

--- Sin hermanitos, he...

--- ¡ha, anda ve abrir la puerta y deja de reír ya!

Es lo nuevo de este Enero, que hace que cumpla uno de mis grandes sueños, que aquella mujer que alguna ves en mi juventud creí perdida, regreso a mí, después de tantos años de añoranza, por eso hoy solo pido vida para vivir este gran sueño de amor que alguna ves soñé y ahora vivo gracias al tiempo y espero que este me de la madurez suficiente para no perder de nuevo a mi amada Rosa.

1 comentario:

  1. Eres una madeja de sueños, me ha gustado mucho.

    Besos

    ResponderEliminar