miércoles, 18 de marzo de 2015



ESTAR Y NO ESTAR


Dando la espalda a la nada, mirando el piso, frente a la nada, a si en estos instantes se encuentra Jorge y Alejandra, después de intercambios de gritos, una vez más en su vida diaria de matrimonio desde hace 20 años, pero este es el tiempo exacto que les marca el destino, la vida, que es la ultima, en este espacio y lugar en que se encuentran, ellos ven la sala de la pequeña casa, su alma solo ve un desierto vació.


Ambos ven su vida pasar como en las historias que le contaba su abuelo a Jorge, veterano de guerra. "-Cuando estaba en el terreno de fuego  y exploto ese misil, solo vi tinieblas y vi mi vida pasar desde que salí del vientre de mi madre; pero cuando abrí los ojos de nuevo y vi una luz blanca, no era la del más allá, no, era la del hospital y ya habían pasado 7 meses.

Al paso de los años se dio cuenta Jorge que su abuelo nunca fue militar, pero si duro 7 meses en coma gracias a un accidente de vacaciones de verano antes de casarse, él y sus amigos se fueron a conocer las playas vírgenes, una juerga con alcohol prohibido para la época un acantilado y una puesta basto para que el joven se convirtiera en el héroe del viaje. 

Alejandra se dio cuenta que veía su vida pasar, pero no por estar perdiendo su vida humana, si no que esta a punto de expirar su vida en pareja, su vida del matrimonio, el cuento de hadas termino mal, se vino abajo  y ahora que, que...

Esa noche Alejandra tomo su bolso y salio de la que fue su casa, camino sin rumbo, en una esquina tomo un auto bus y decidió bajar en un lugar que se veía tranquilo lleno de paz.

Jorge, cuando escucho que se cerro la puerta, les grito a sus hijos adolescentes que se fueran a dormir, que mañana había que ir a la escuela, Alba y Ricardo jóvenes de de 15 y 17 años, evidentemente afectados subieron a sus habitaciones a dar de vueltas en la cama, pero no, a dormir. 

A los treinta minutos de vagar por esas calles de hogares tranquilos, Alejandra se tomo con un hombre, pidió disculpas por el choque, pero el a ver su aspecto la detuvo de seguir, asi se entablo la charla en una banca del parque de la colonia y consiguió un techo donde dormir esa noche Alejandra.

Mientras que Jorge, daba vueltas en su cama, le grito a sus hijos, acto seguido una ambulancia arribo, el diagnostico un ataque de ansiedad, ansiedad de querer morir y no lograrlo y el bajo los efectos de los calmantes, se preguntaba porque vio su vida y no esta muerto, tal ves despierte 7 meses después.

Toda la familia en urgencias, los jóvenes adolescentes no podían más con el dolor, tirados en un sofá dormían pero sus ojos y cara estaban mojados y no dejaban de escurrir sus lagrimas.Porque solo escuchaban a la parentela echar pestes sobre su madre y lastima sobre ellos y su padre. 

Al día siguiente Pedro sale de su recamara y Alejandra esta sentada en le sofá viendo el amanecer tal como la dejo la noche anterior, ni siquiera desdoblo la cobija para cubrir su frió, no dejo de pensar como recuperar a sus hijos. El dio los buenos días, ella le dio agradeció, tomo su bolso, pidió veinte pesos prestados y salio; directa a casa de su madre donde ya la esperaban toda la familia para atacar recriminar su acción malévola de abandono de hogar, de infiel, 

Ella solo se sentó y escucho todo tipo de injurias lo ultimo que escucho fue lo que salio de la boca de su madre;-"te dije que no te casaras"- ella solo asintió con la cabeza, se levanto y se dirigió al baño. Salio abrazo a su hijo y cuando quiso abrazar a su hija recibió una bofetada de una adolescente dolida sin razonar ni pensar solo deshago la ira que tenia dentro desde hace años de discusiones de papá y mamá.

Jorge opto por dormir 7 meses, en los cuales todos se preguntan como es que paso eso entre los dos si siempre estaban juntos, se acompañaban a todas las reuniones, siempre se apoyaban en sus carreras, como es que de pronto ella decidió traicionar a ese hombre bueno. Alejandra  opto por luchar y lograr el perdón de sus hijos y dejo entrar a su vida a Pedro. 

Ella solo observa por las noches su vida  pasada y lo que dicen los demás de ella,pero si supieran que vivía en una jaula, con un hombre que la insultaba, que en realidad no la apoyaba, que se sentía despreciada, un objeto parte de la casa, sus hijos tomando rumbo, aguantando traiciones por parte de jorge con otra u otras mujeres, ser la esposa y vivir como la intrusa mendigando el gasto días sin comer por no tener dinero y pobre de ella si pedía más, pobre de ella si decidía salir a trabajar, ya sabia que solo duraría un día en el trabajo al siguiente no iría por los gritos y maltrato psicológico que recibía por parte de él, no eran golpes pero afectaba más que un centenar de latigazos en la espalda desnuda. Ese buen hombre no iba a las reuniones por gusto, si no por vigilar que no anduviera de coqueta perdida, un macho vigilando que la hembra no haga lo mismo que el.  

El duerme con la esperanza de despertar, ser el mártir, lograr que de nuevo regrese a casa Alejandra, condicionada y odiada por todos.