viernes, 29 de abril de 2016



LA DAMA Y EL CABALLERO

Querido señor mio
quiero decirle a usted mi sentir
a través de estas lineas 
tal ves impropias
para una dama.

Sí, una dama, señor mio,
que ha tenido la osadía, de tomar
la personalidad masculina
para poder expresar su arte
que sale desde sus entrañas desde niña. 

Usted, todo un caballero
ha podido sin remordimientos
expresar su sentir y vivir
aceptado, le hacen festín, 
vuestro señor, guarde mi intimidad. 

No me deje a merced de los inquisidores
se que mi beso le ha ofendido
pero créame mi señor
fue de amor puro
de una dama a un caballero.

No se sienta impuro, pecador
solo se entrego al amor
mi querido señor
yo, os marcho hacia el mar
quedando a merced del viento. 

Tal vez, mi amado caballero
vuestras almas se unan
dentro de algunas vidas
sin mascarada alguna
unamos los corazones.

sellad vuestras bocas
besos apasionados
no soltemos el hilo rojo
creed mi señor
en el reencuentro. 

esperemos otros tiempos
donde no se me juzgue
donde pueda mostrarme
y sin patrañas
poder amarle. 
                                  RBD



No hay comentarios:

Publicar un comentario